jueves, 15 de agosto de 2013

Nuestra Señora de la Piedad o la Quinta Angustia





Gregorio Fernández, 1625
Cofradía de Nuestra Señora de la Piedad
Valladolid





Imagen de la Piedad que no fue concebida para desfilar sino como un altorrelieve para un retablo en el convento de San Francisco, siendo adaptada para procesionar cuando la renovada cofradía de la Piedad, restablecida en 1924, dejó de alumbrar el paso de la Sexta Angustia (ya en el Museo Nacional de Escultura pero procedente de la cofradía de las Angustias). Tras la desaparición del cenobio, fue trasladado a la iglesia de San Martín, a una de sus capillas laterales, donde fijó su sede canónica la cofradía en 1937. Hoy Nuestra Señora de la Piedad es una de las tallas que atesora mayor devoción de Valladolid. La imagen ha participado en diversas procesiones extraordinarias, resaltando su traslado a Madrid para participar en la Jornada Mundial de la Juventud, presidida por el papa Benedicto XVI en agosto de 2011.

La cofradía de la Piedad pudo tener su origen en una cofradía fundada por genoveses, en el ámbito de una Valladolid con carácter cosmopolita y sede de la Corte. Ya en 1578 parece consolidarse con cofrades propios de Valladolid, instalándose en el convento de la Merced calzada. De 1617 a 1630 se fusiona con la cofradía de las Angustias, desfilando en la tarde del Viernes Santo, cuando originariamente inició sus desfiles el Sábado Santo, pero al trasladar su procesión el día antes y comenzar los pleitos con la citada hermandad, se decidió su fusión, la cual no cuajó. En 1662 realizará su propio templo, el cual tendrá que abandonar en 1789, trasladándose a diferentes templos y terminando en el antiguo templo de San Antonio Abad, donde irá perdiendo vitalidad hasta su casi desaparición, que conlleva la dispersión de sus pasos y la desaparición de la mayoría, entre ellos su antigua titular. En 1924 se reconstituye la cofradía sin relacionarla con la anterior (sino con la Casa Social Católica), de la cual se pensaba extinta, pero ante la solicitud de uno de los pocos cofrades que todavía existían, se decidió hacer de la moderna heredera de la antigua y así establecer una continuidad histórica que la hace depositaria de su antigua tradición. En esta nueva etapa de la cofradía comenzó alumbrando el paso de la Sexta Angustia o la Piedad del Museo, proveniente de la cofradía de las Angustias. Ante su mal estado comenzó a alumbrar su actual titular, la Quinta Angustia o Piedad de San Martín. Entre los pasos que tuvo la antigua cofradía solo se conocen hoy el Cristo de la Humildad, conservado en el Santuario Nacional de la Promesa pero sin relación con la actual cofradía, el paso de "Cristo de la Cruz a María", que es una reconversión del antiguo "Entierro de Cristo", que sí desfila con la cofradía, y la Virgen de la Soledad o como se conoce hoy Ntra. Señora de los Dolores, titular de la cofradía de la Exaltación ubicada en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Carmen. La cofradía participa en tres procesiones: en la noche del Miércoles Santo en el desfile que lleva su nombre, el Jueves Santo en la procesión de Penitencia y Caridad con la Piedad y el grupo "Cristo de la Cruz a María" y en la Procesión General de la Sagrada Pasión el Viernes Santo. Los hermanos visten túnica negra con bocamangas negras con fondo rojo, capirote, capa, guantes y zapatos negros. 


Otras entradas:

Cristo de la Humildad (aquí)

01 - 04 - 2017 REPORTAJE: Besapiés de Nuestra Señora de la Piedad

1 comentario: