sábado, 29 de septiembre de 2012

Cristo de las Almas




José Luis Pires, 1945
Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Stmo. Cristo de las Almas, María Santísima de Gracia y Amparo, María Inmaculada y San Francisco Javier
Sevilla



Imagen de Cristo muerto tallado a imitación de otro crucificado del autor venerado en la iglesia de los Salesianos de Triana, inspirado en el de la Buena Muerte de los Estudiantes. En 1989 la talla sufrió una profanación en su templo debido a unos ladrones, lo que obligó a una restauración, no pudiendo participar en la estación de penitencia de dicho año. Desfila sobre un paso de Guzmán Bejarano de 1957. En la delantera lleva una reliquia del Lignum Crucis. Se venera en una capilla lateral de la parroquia de Omnium Sanctorum.


La hermandad se funda en 1946 en el seno de la Congregación de Seglares de María Inmaculada y San Francisco Javier, eligiendo para su estación de penitencia el Martes Santo, día que nació su santo titular. Sus primeras reglas no se aprueban hasta 1955, no desfilando hasta dos años después, saliendo el cortejo de su primera sede canónica, la iglesia del Sagrado Corazón. En 1977 trasladan sus imágenes a su actual sede, la iglesia de Omnium Sanctorum. Los cofrades visten túnicas negras de cola con cinturón de esparto calzando sandalias sin calcetín.



martes, 25 de septiembre de 2012

REPORTAJE: Procesión de la Virgen de las Torres




24 de septiembre de 2012
Colegiata de Santa María del Mercado
Berlanga de Duero (Soria)







Ante el convento de las Concepcionistas, se realiza la primera subasta de los cuatro banzos.









 Ante las puertas de la ermita, se vuelve a subastar los banzos y el quitarle el manto a la Virgen. 
En 2012, se llegó a pagar 600 euros. Tras quitarle los vestidos, 
se puede contemplar la belleza de la talla.




Virgen de las Torres (aquí)

lunes, 24 de septiembre de 2012

Virgen de los Clavos




Ramón Álvarez, 1887
Real Cofradía del Santo Entierro
Zamora




   


El actual paso de la Virgen de los Clavos proviene del antiguo conjunto de San Juan y Nuestra Señora, paso que ya es citado en los primeros documentos de la cofradía. En los mismos, ya se habla que la Virgen lleva entre sus manos un corazón con los tres clavos, de donde provendría la advocación. En 1771 se reforma el paso y comienza a desfilar sin la imagen de san Juan, por lo cual la advocación muda y se le denomina de la Soledad, aunque en el siglo posterior recuperará su anterior nomenclatura. La talla será sustituida varias veces hasta que en 1887 Ramón Álvarez realiza la actual imagen. El manto con el que desfila en la procesión del Santo Entierro, es obra de la casa francesa C. Boubarg Deville de Lyon, confeccionado en 1886, aunque ha sufrido diversas intervenciones en el último siglo, como la restauración y ampliación llevada a cabo por los talleres de bordado Fernández y Enríquez. No desfilará con palio hasta 1901, comenzando con ocho varales, haciéndolo en la actualidad con uno de 10. La mesa sobre la que desfila, fue realizada primigeniamente en 1934 por Julián Maíllo y Julián Román, siendo la actual una recomposición del año 2010, diseñada por Antonio Pedrero y realizada por el tallista José Antonio Pérez. La imagen se encuentra expuesta en el Museo de Semana Santa, desfilando cada Viernes Santo en el último puesto.


La Real Cofradía del Santo Entierro se funda en 1593 con carácter gremial, en este caso el de sederos y tejedores. Se erige canónicamente en la parroquia de San Esteban, organizando el sermón del Descendimiento con un cristo articulado, que posteriormente era introducido en una urna, iniciando así la procesión con el resto de las imágenes (costumbre recuperada en 2011). Antes del s.XVIII la cofradía comienza a experimentar una fuerte crisis, llegando a desaparecer en dicho siglo, aunque la procesión continuaba saliendo a la calle organizada por los fieles de la parroquia de San Esteban. En 1771 se recupera la cofradía y retorna a la actividad. Por Real Orden del 9 de septiembre de 1925, el rey Alfonso XIII le concede el título de Real. Los pasos que desfilan cada tarde de Viernes Santo son: La Magdalena, La conversión del Centurión, La lanzada o Longinos, Stmo. Cristo de las Injurias (solo en la ida a la Catedral), Descendimiento, La Piedad, El descendido, La conducción al sepulcro, San Juan y Nuestra Señora, El retorno al Sepulcro, La Urna y la Virgen de los Clavos. Todos sus pasos están expuestos en el Museo de Semana Santa, a excepción de la imagen de Cristo Muerto, que recibe culto en la capilla de santa Inés de la S.I. Catedral. Los cofrades visten túnica y caperuz de terciopelo negro, portando la medalla de la cofradía y una vara con la cruz y el sudario.


Bibliografía:

Historia de la Real Cofradía del Santo Entierro, Zamora, 1987. Florián Ferrero Ferrero.

Fotos antiguas del Diario El Heraldo de Zamora y Archivo Histórico Provincial de Zamora.


Virgen de los Clavos. Web Oficial de la Real Cofradía del Santo Entierro (aquí)

Menos altura, más estética. Artículo de la web de La Opinión de Zamora (aquí)


Otras entradas: 

La Magdalena (aquí)
La conversión del Centurión (aquí)
Cristo de la Injurias (aquí)
La lanzada - Longinos (aquí)
El descendimiento (aquí)
El descendido (aquí)
La Piedad (aquí)
La conducción al sepulcro (aquí)
San Juan y Nuestra Señora (aquí)
El retorno del sepulcro (aquí)
Cristo Muerto - La Urna (aquí)

La Semana Santa de Zamora en el siglo XVII (aquí)
Ramón Álvarez, imaginero (aquí)
La Virgen de los Clavos antigua (aquí)

22 - 04 - 2011 SEMANA SANTA 2011: El Santo Entierro (aquí y aquí)