martes, 9 de agosto de 2011

Jesús camino del Calvario (Cinco de Copas)




Justo Fernández, 1893
Cofradía de Jesús Nazareno, vulgo Congregación
Zamora





Paso llamado popularmente Cinco de Copas, por la disposición de sus imágenes. Aunque tradicionalmente se consideraba que este Nazareno podía ser el de 1802, José Andrés Casquero aclara en su libro Historia de la Cofradía de Jesús Nazareno, que la cofradía pagó a Justo Fernández por cinco imágenes, por lo cual se entiende que el Nazareno es también obra suya. El resto de los sayones se le encargaron como copias de los pasos de Ramón Álvarez, uno de la Caída y otro de la Crucifixión, siendo el resto también similar. En 1962, la estética del paso cambió al incorporarle a los sayones corazas, yelmos y escudos, los cuales fueron retirados en 1995, recuperando así la sencillez primigenia. El nazareno viste para su salida procesional una túnica bordada antigua restaurada por los talleres sevillanos Enríquez y Fernández hace escasos años. La mesa sobre la que desfila el grupo fue tallada por Alfonso Pastor en 1962. El paso es el protagonista de uno de los momentos más destacados de la Semana Santa zamorana: a las cinco de la madrugada del Viernes Santo, tras el sermón del capellán y el toque del Merlú, el paso se levanta desde una de las esquinas del templo y a los sones de la marcha de Thalberg comienza a caminar hacia la puerta, atravesando todo el templo e iniciando así la procesión.

La cofradía se funda el 13 de mayo de 1651, a imitación de otra anterior de la cual también asumió el nombre: Congregación de Nazarenos. Si la anterior tenía su sede en San Vicente Mártir, ésta se constituirá en San Juan de Puertanueva, donde todavía hoy radica. Mantuvo la idea original de subir hasta el Calvario de la ciudad a las afueras de la muralla, provocando un conflicto con el Cabildo de la Catedral, ya que éste consideraba que la nueva cofradía no era tal si no una continuación de la anterior, por lo cual, tenía obligación de asistir a la Catedral antes de subir al Calvario. Aunque en un primer momento ganó el litigio la cofradía, posteriormente lo perdió viéndose obligada a asistir a la Catedral. En el Calvario, que en origen era un vía crucis, se tenía la costumbre de separar a la Virgen de la Soledad del resto de la procesión para representar el encuentro entre el Hijo y la Madre, costumbre que se fue modificando hasta actualmente convertirse en la reverencia que todos los pasos hacen a la Virgen tras el descanso en la Avenida de las Tres Cruces. La túnica de la cofradía no ha variado desde sus orígenes, siendo la única hermandad que obligaba a sus hermanos a vestirla. Es de holandilla negra con caperuz romo, portando los hermanos una Cruz negra y medallón con el emblema de la Cofradía. Los pasos de la cofradía son: Camino del Calvario, la Caída, Redención, las Tres Marías y San Juan, Jesús Nazareno, la Verónica, La Desnudez, la Crucifixión, La Elevación, la Agonía y la Virgen de la Soledad.


Otras entradas:

La Semana Santa de Zamora en el s.XVII (aquí)

La caída (aquí)
Redención (aquí)
Las tres marías y san Juan (aquí)
Jesús Nazareno (aquí)
La Verónica (aquí)
La desnudez (aquí)
La crucifixión (aquí)
La elevación de la cruz (aquí)
La agonía (aquí)
La Virgen de la Soledad (aquí)

22 - 04 - 2011 SEMANA SANTA 2011: Jesús Nazareno (aquí)

No hay comentarios:

Publicar un comentario