martes, 30 de agosto de 2011

La conversión del Centurión




Fernando Mayoral Dorado, 2001
Real Cofradía del Santo Entierro
Zamora


Misterio que representa el pasaje evangélico de la conversión del centurión que vigilaba a los reos en el Calvario. El grupo se terminó en el año 2000, participando por primera vez en la procesión del Santo Entierro al año siguiente. En la tarde del Viernes Santo es el segundo paso de la procesión, tras la Magdalena y antecediendo al Longinos. La mesa es posterior al grupo, obra de José Antonio Pérez. Se puede visitar todo el año en el Museo de Semana Santa.

La Real Cofradía del Santo Entierro se funda en 1593 con carácter gremial, en este caso el de sederos y tejedores. Se erige canónicamente en la iglesia de San Esteban, organizando el Sermón del Descendimiento con un Cristo articulado, que posteriormente era introducido en una urna iniciando así la procesión con el resto de las imágenes (costumbre recuperada en 2011). Antes del s.XVIII la cofradía comienza a experimentar una fuerte crisis, llegando a desaparecer en dicho siglo, aunque la procesión continuaba saliendo a la calle organizada por los fieles de San Esteban. En 1771 se recupera la cofradía y retorna a la actividad. Por Real Orden del 9 de septiembre de 1925, el rey Alfonso XIII le concede el título de Real. Los pasos que desfilan cada tarde de Viernes Santo en la procesión de la cofradía son: La Magdalena, La Conversión del Centurión, La Lanzada o Longinos, Stmo. Cristo de las Injurias, Descendimiento, la Piedad, el Descendido, Conducción al Sepulcro, San Juan y Ntra. Señora, Retorno al Sepulcro, la Urna y la Virgen de los Clavos. Los cofrades visten túnica y caperuz de terciopelo negro, portando la medalla de la cofradía y una vara con la Cruz y el sudario.


Otras entradas: 

La Magdalena (aquí)
Cristo de la Injurias (aquí)
La lanzada - Longinos (aquí)
El descendimiento (aquí)
El descendido (aquí)
La Piedad (aquí)
La conducción al sepulcro (aquí)
San Juan y Nuestra Señora (aquí)
El retorno del sepulcro (aquí)
Cristo Muerto - La Urna (aquí)
La Virgen de los Clavos (aquí)

La Semana Santa de Zamora en el siglo XVII (aquí)

22 - 04 - 2011 SEMANA SANTA 2011: Traslado del Santo Entierro (aquí)
22 - 04 - 2011 SEMANA SANTA 2011: El Santo Entierro (aquí y aquí)

lunes, 29 de agosto de 2011

Virgen del Camino, patrona de la Región Leonesa




Anónimo, s.XVI
Basílica de Nuestra Señora del Camino
Valverde de la Virgen (León)





 Virgen Dolorosa venerada en su santuario, a 6 km de la capital leonesa, siguiendo el Camino de Santiago. Se cuenta la aparición de la Virgen a un pastor llamado Alvar Simón Fernández el 2 de julio de 1505, levantándose un primer oratorio donde señaló la Virgen. La imagen representa a María con su hijo en brazos, el cual parece caerse, mirando hacia abajo, detalle que le diferenciará de la talla que se supone originaria de la advocación de la Virgen del Camino, venerada en la iglesia del Mercado de la ciudad leonesa. En la peana de la Virgen lleva grabado el siguiente lema, proveniente del libro de las Lamentaciones: O vos ommes, qui transitis per viam, attendite et videte si est dolor sicut dolor meus. La imagen es venerada en un retablo barroco, obra de los hermanos Pedro y Antonio de Valladolid, realizado en 1730. Existe un voto conjunto de diversos pueblos vinculados por su especial devoción a la Virgen, y que rigen las salidas extraordinarias de la talla. Éstos son: Valdefresno, Villaturiel, Valverde de la Virgen y León, contando además al Cabildo de la Catedral leonesa. Se la considera patrona del Reino de León, citándola así en una Real Cédula de 1778. En 1914, el papa San Pío X la declara patrona de la Región leonesa, y en 1938, el Ayuntamiento de León la nombra Regidora Perpetua. Fue coronada canónicamente en 1930. Su fiesta se celebra el 15 de septiembre, con rango de solemnidad en la diócesis de León, y en torno a la cual se celebran dos novenas: la menor, antes del 15 de septiembre, y la mayor, después de esta fecha. El 5 de octubre, festividad de San Froilán, patrono de León, se celebra la Gran Peregrinación al santuario. Su actual templo fue terminado en 1961, diseñado por Fr. Francisco Coello, O.P., realizando las esculturas de su fachada José M. Subirach. Todo ello fue donado por Pablo Díez y Rosario Guerrero, oriundo él de la provincia, que emigró a Méjico y donde hizo su fortuna. Tiene categoría de Basílica menor, concedido por el Papa Benedicto XVI en 2009. El templo está regido por la Orden de Predicadores desde 1954. 

De los traslados a León, regidos por un ceremonial antiguo que establece los turnos de carga y las paradas a realizar antes de llegar a la Catedral, podemos citar los siguientes: 

En 1561, el primer traslado a León conocido.
En 1593, por la sequía.
En 1698, acta en el cual además se cita que el pendón blanco de la Virgen debe ser llevado por un regidor.
En 1808, por los acontecimientos vinculados a la invasión francesa y la Guerra de la Independencia. 
En 1859, por el fin de la Guerra de África.
En 1913, por la sequía.
En 1930, con motivo de su coronación canónica.
En 1938, para pedir el fin de la Guerra Civil.
En 1961, debido al fin de las obras del nuevo santuario.
En 1980, con motivo del cincuentenario de su coronación canónica.
En 2003, por el VII Centenario de la Catedral de León.
En 2005, con motivo del V centenario de la aparición y del 75º aniversario de su coronación canónica.
En 2013, el 9 de junio, la Virgen visitó los Ayuntamientos del Voto, Villaturiel y Valdefresno, herederos de la hermandad de la Sobarriba. Se celebró una Misa multitudinaria en el pueblo de Puente Villarante.

 Además, se tiene constancia de traslados en los años 1655, 1671, 1784, 1793 1797, 1817, 1858, 1863, 1875, 1887, 1890, 1896, 1904 y 1918.


Bibliografía:

Virgen del Camino. J. Salvador y Conde. Editorial Everest, S.A.

Web de la Basílica de la Virgen del Camino. Orden de Predicadores (aquí)


Otras entradas:

Nuestra Señora del Mercado (aquí)

martes, 23 de agosto de 2011

Nuestra Señora de la Soledad




Anónimo, s.XIX
Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias y Soledad
León


Una de las dos titulares marianas de la cofradía, la cual se venera en la capilla de Santa Nonia, en un retablo del lado de la epístola. La imagen desfila cada Martes Santo en la procesión del Dolor de Nuestra Madre, sobre su trono de orfebrería y bajo palio. En los años pares, y en virtud de la concordia existente con Minerva y Vera Cruz, desfila también en el Santo Entierro organizado por su cofradía, pero en este caso lo hace bajo palio.

La cofradía es la más antigua de las hermandades leonesas, fundada en la iglesia de Ntra. Señora del Mercado, cuyas primeras reglas conocidas serían del s.XVI. En 1572, la cofradía se encuentra ya en el antiguo Convento de Santo Domingo, con capilla propia, de donde tendrán que salir tras la invasión francesa de principios del s.XIX. En 1830 es cuando se firma la concordia con la Cofradía de la Vera Cruz, disponiendo la organización del Santo Entierro en años alternos, ocupándose los años pares la Hermandad de las Angustias. Desde 1992 la cofradía la forman tanto hombres como mujeres, pudiendo estas últimas cargar con los pasos a ellas asignadas. Participa en las procesiones de la Pasión el Lunes Santo, organiza la del Dolor de Nuestra Madre el Martes Santo y cada año par, la del Santo Entierro en la noche del Viernes Santo. El Domingo de Ramos, sus hermanos son los encargados de pujar (cargar) con el paso de la Borriquilla. Además procesiona con la Virgen de la Alegría cada Pascua de Pentecostés y participa con la misma imagen en la del Corpus Christi. Los pasos de la cofradía son: Virgen de las Angustias, Consolación de María, Ntra. Señora de las Lágrimas, Los atributos, San Juan, Virgen de la Soledad, Camino del Sepulcro, Sagrada Lanzada, Santo Cristo, Cristo Yacente, Santo Sepulcro y Virgen de la Alegría. Los cofrades visten túnica de sarga negra, con capillo bajo también negro y bocamangas negras ribeteado con cordón dorado. Los seises y Junta de Gobierno llevan capillo alto.




Otras entradas:

Santo Sepulcro (aquí)
Cristo Yacente (aquí)
Virgen de las Angustias (aquí)

miércoles, 17 de agosto de 2011

Nazareno de San Julián




José de Larra Churriguera, 1716
Ilustre y Venerable Congregación de Nuestro Padre Jesús Nazareno
y el Santo Entierro
Salamanca


Imagen central del paso Jesús en la calle de la Amargura, aunque es conocido popularmente con el sobrenombre del Nazareno de San Julián, por la iglesia donde se venera. El grupo se va configurando a partir de la hechura del Nazareno en 1716, completándose con diversos personajes a lo largo del siglo XVIII hasta sumar siete figuras más. Con la talla de la Virgen, terminada en 1797 por Antonio Hernández, y habiéndose reducida el grupo a cinco figuras, queda configurado el paso, que ha permanecido prácticamente inalterable hasta el día de hoy. El grupo desfila en la tarde del Viernes Santo en la procesión del Santo Entierro, vistiendo el Nazareno una túnica bordada en 1948, desfilando sobre una carroza tallada en madera y adornada con seis faroles, además de llevar prendidas una pequeñas cruces de plata en recuerdo de los cargadores fallecidos. La figura del Nazareno es venerada en un retablo del lado del Evangelio de la iglesia de San Julián y Santa Basilisa.

La cofradía se funda con la aprobación de sus primeros estatutos en 1688, hundiendo sus raíces en los penitentes que acompañaban la imagen de un nazareno, propiedad de la Vera Cruz, que desfilaba en una de las procesiones penitenciales de la Semana Santa. Cuando la nueva cofradía manda tallar un nuevo paso y posteriormente organiza su propio desfile el Jueves Santo, comienza un largo pleito con la hermandad matriz e incluso sufre una división en su seno al trasladar su paso desde San Francisco a San Carlos Borromeo, solicitando los bienes de la misma dos facciones diferentes. La solución llega en 1724 con el reconocimiento de los derechos de la Vera Cruz a organizar las procesiones en Salamanca, y la incorporación, con su propio paso, de la Congregación en el desfile general del Jueves Santo. Cuando en 1806 el Obispado Tavira ordena concentrar todos los desfiles en el Viernes Santo, la Congregación participará en dicha jornada, tal y como sucede en la actualidad. Con la Guerra de la Independencia, San Carlos se cierra, la cofradía tiene que trasladarse a las Agustinas Recoletas y en 1810 se disuelve. Las imágenes son trasladadas a la Parroquia de San Julián y Santa Basilisa en 1811, reestableciéndose allí la cofradía al año siguiente. En 1942, en pleno esplendor de la cofradía, se decide tallar un nuevo grupo que complete la iconografía de la procesión del Santo Entierro, eligiendo dicho misterio y desfilando con él al año siguiente. Los cofrades visten túnica nazarena con cola y capillo, con un cíngulo al cuello y corona de espinas en la cabeza, portando una cruz al hombro.


martes, 16 de agosto de 2011

REPORTAJE: Procesión de la Virgen del Tránsito




15 de agosto de 2011

Convento del Corpus Christi - Clarisas Descalzas / Obispado de Zamora

Zamora



La imagen del Cristo de las Injurias presidió el altar tras la cátedra del Obispo, el cual ofició la Misa de despedida de los Días en la Diócesis (JMJ). La Virgen del Tránsito, que desfiló de forma extraordinaria tras 11 años sin salir, fue situada a un lado, retornando al Convento para continuar con la novena a las 12 de la mañana.



El Obispo y los sacerdotes que concelebraron a su lado vistieron de azul, privilegio de la Iglesia española por su devoción a la Inmaculada Concepción.




























Nuestra Señora del Tránsito (aquí)

lunes, 15 de agosto de 2011

REPORTAJE: Romería extraordinaria de la Concha




14 de agosto de 2011

Cofradía de Nuestra Señora de San Antolín / Cofradía del Santísimo Cristo de Valderrey / Obispado de Zamora

Zamora



Con motivo de los Días en la Diócesis (JMJ), la Cofradía de la Virgen de la Concha aceptó la propuesta de participar en una salida extraordinaria para compartir con los jóvenes de todo el mundo reunidos en Zamora, la devoción y religiosidad tradicional de nuestro pueblo. La peregrinación tenía como meta la ermita del Cristo de Valderrey.







Tras recibir a los peregrinos, el pendón de la Concha honró a las banderas de las diversas nacionalidades allí congregadas.





Como en la Romería de la Hiniesta, la Virgen de la Concha entró en San Lázaro para saludar a la Virgen del Yermo, a la cual se le cantó una Salve.




Virgen del Yermo



Las gigantillas, figuras que representan a toda la humanidad, acompañaron la procesión hasta la entrada del bosque de Valorio.












La cofradía del Cristo de Valderrey recibió a la comitiva en el camino de acceso a la ermita.









Como es tradición, la Virgen de la Concha reposó sobre plantas olorosas en
la campa de Valderrey.








Virgen de la Concha, patrona de Zamora (aquí)
Virgen del Yermo (aquí)
Cristo de Valderrey (aquí)